(+34) 954233752

A prisión por cesión ilegal de datos

El pasado 27 de marzo de 2017 la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo dictó una sentencia en la que se condena finalmente a dos años de prisión a un detective privado por obtener información de un paciente de un centro sanitario a través de un trabajador de dicho centro. El ahora condenado pagó una cantidad de 400 € al citado trabajador para que, sin el consentimiento del paciente, le diera información médica del mismo con el objeto de trasladarla a una compañía aseguradora.

Se da la circunstancia que dicha compañía aseguradora tenía derecho a solicitar y obtener esa información del paciente, sin embargo, eso no avala el método utilizado por este detective privado, que cometió un ilícito tipificado en el artículo 197 del Código Penal, como inductor y criminalmente responsable de un delito de revelación de secretos.

En definitiva, es importante tener en cuenta que comunicar y obtener datos sin el consentimiento necesario de los afectados no solo puede acarrear una fuerte sanción económica de la Agencia Española de Protección de Datos, sino que también puede suponer una pena de prisión de hasta siete años…

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.