(+34) 954233752

Sugerencia a la Agencia…

La Agencia Española de Protección de Datos es la máxima autoridad estatal encargada de velar por el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos, y por tanto, debe ser la entidad con un mayor conocimiento en esta materia.

Por ello, me sorprende que esta Agencia (en realidad, no tanto…) haya publicado en su web un apartado especial para el Reglamento General de Protección de Datos donde indica que “el 25 de mayo de 2016 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)…” (http://www.agpd.es/portalwebAGPD/temas/reglamento/index-ides-idphp.php).

Y me sorprende, ya que creo que este Reglamento entró en vigor el 24 de mayo de 2016, no el día siguiente. Aunque el error es claramente nimio, denota en mi opinión una falta de rigor, cuando menos, preocupante por parte de la Agencia Española de Protección de Datos.

Además, a raíz de esa afirmación de la Agencia, la fecha del 25 de mayo de 2016 ha sido adoptada por multitud de profesionales como momento de entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos, que han confiado ciegamente en lo dicho por ésta. Esta situación me genera la impresión de que todo el mundo circula en dirección prohibida por una carretera, aunque a lo peor soy yo el que está equivocado respecto a la fecha (y soy quien va en dirección prohibida), y no el resto.

Por ello, expongo aquí mi razonamiento, por si alguien tiene la amabilidad de rebatirlo (a pesar de haberlo confirmado ya con uno de los mayores expertos en la materia): El 4 de mayo de 2016 se publicó este Reglamento en el Diario Oficial de la Unión Europea, y según establece su artículo 99, sobre entrada en vigor y aplicación, “el presente Reglamento entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea”. Es decir, a los veinte días del 4 de mayo, por tanto, el 24 de mayo de 2016, no el 25. Cosa distinta, es que “será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018”, es decir, al día siguiente de haber pasado dos años desde su entrada en vigor.

Hago aquí la suma para que no quede duda: al día siguiente del día de su publicación (el 4 de mayo de 2016) es el 5 de mayo, a los dos días siguientes es el 6 de mayo, a los tres días siguientes es el 7 de mayo, a los cuatro días siguientes es el 8 de mayo, a los cinco días siguientes es el 9 de mayo, a los seis días siguientes es el 10 de mayo, a los siete días siguientes es el 11 de mayo, a los ocho días siguientes es el 12 de mayo, a los nueve días siguientes es el 13 de mayo, a los diez días siguientes es el 14 de mayo, a los once días siguientes es el 15 de mayo, a los doce días siguientes es el 16 de mayo, a los trece días siguientes es el 17 de mayo, a los catorce días siguientes es el 18 de mayo, a los quince días siguientes es el 19 de mayo, a los dieciséis días siguientes es el 20 de mayo, a los diecisiete días siguientes es el 21 de mayo, a los dieciocho días siguientes es el 22 de mayo, a los diecinueve días siguientes es el 23 de mayo, y a los veinte días siguientes es el 24 de mayo.

En vista de todo ello, he realizado una sugerencia a la Agencia Española de Protección de Datos a través de su sede electrónica para que corrija su error y modifique la fecha de entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos, el 24 de mayo de 2016. Sin embargo, «conociendo bien el percal» no tengo muchas esperanzas en que ésta admita su error…

1 Comentarios