(+34) 954 233 752

¿Cómo utiliza Netflix nuestros datos personales para generar contenido personalizado?

Netflix es la plataforma de streaming encargada de la mayoría de los éxitos de la industria audiovisual de los últimos años. Una de las claves del éxito de la plataforma es el uso del Big Data y la personalización de los contenidos. El verdadero poder de la información que Netflix recoge reside en el algoritmo que les permite conocer a su audiencia y estudiar sus gustos para ofrecerle el contenido más adecuado a sus necesidades.

No es ningún secreto que Netflix monitoriza cada movimiento del usuario en su plataforma.  El portal de streaming no basa su modelo de negocio en grandes producciones que atraen un público masivo como otras compañías, su plan es tener siempre su algoritmo a punto para hacer una recomendación ultrapersonalizada a todos sus usuarios.

En la Política de Privacidad de Netflix expone qué datos obtienen automáticamente sobre nosotros y el uso de su servicio. Esta información incluye:

  • La actividad en el servicio Netflix, como selección de títulos, historial de visionados y consultas de búsqueda;
  • Las interacciones con los correos electrónicos y SMS, y los mensajes enviados por notificaciones “push” y sus canales de mensajería online;
  • Detalles de las interacciones con el servicio de atención al cliente
  •  ID de dispositivos u otros identificadores inequívocos;
  • Identificadores de dispositivos que se pueden restablecer como los de los dispositivos móviles, tabletas y dispositivos de streaming que incluyan dichos identificadores
  • Características de aparatos y programas informáticos (como el tipo y la configuración), información de conexión, estadísticas de vistas de páginas, orígenes de remisiones (las URL de referencia, por ejemplo), dirección IP (que puede indicar la ubicación aproximada), navegador e información estándar del registro del servidor web;
  •  Información obtenida mediante la utilización de cookies, contadores de visitas a la web y otras tecnologías, que incluye datos de publicidad.

Asimismo, Netflix también recoge información que nosotros mismos le facilitamos:

  • Nombre, dirección de correo electrónico, dirección o código postal, método/s de pago y número de teléfono. En ciertos países, también recogemos un número de identificación fiscal para fines de facturación o tributarios, entre otros. Obtenemos dicha información de varias maneras, entre ellas cuando la incorporas al utilizar nuestro servicio, al contactar con nuestro servicio de atención al cliente, o al participar en encuestas o promociones de marketing;
  • Información obtenida si decides publicar valoraciones, gustos y preferencias, la configuración de tu cuenta (incluidas tus preferencias definidas en el apartado “Cuenta” de nuestro sitio web), o cuando nos facilitas información a través de nuestro servicio o de algún otro modo.

Así como la información que le facilitan terceros como:

  • Información de entidades colaboradoras: Recogen datos de otras empresas con las que tienes una relación. Estos Colaboradores pueden incluir: tu proveedor de servicios de TV o de Internet, u otros proveedores de dispositivos de streaming que ponen el servicio disponible en tu dispositivo, operadores de telefonía móvil u otras empresas que te presten sus servicios y cobren las cuotas del servicio de Netflix por su distribución; así como los proveedores de plataformas de asistencia por voz que permiten la interacción con el servicio mediante comandos de voz.
  • Proveedores de servicios que nos ayuden a determinar una ubicación basándose en tu dirección IP con el fin de personalizar el servicio y para otros usos;
  • Proveedores de servicios de pago que proporcionen datos de pago, o cambios en esos datos, basados en su relación contigo;
  • Proveedores de servicios de Internet, de los que se obtienen datos demográficos, basados en intereses y relacionados con la publicidad online;
  • Fuentes de dominio público tales como las bases de datos gubernamentales.

Estos datos que Netflix recopila tienen su base legitimadora en el contrato que firmamos con ellos cuando nos damos de alta en la plataforma, donde aportamos datos como nuestra fecha de nacimiento, nuestro código postal o nuestro método de pago. Asimismo, también recoge datos para su interés legítimo como la información de las interacciones que realizamos en la plataforma o la información relacionada con los dispositivos con los que entramos al servicio. Finalmente, nuestro consentimiento también es base legitimadora del tratamiento de datos cuando, por ejemplo, participamos en actividades de opinión como encuestas.

Toda la información que Netflix obtiene de manera automática es utilizada para crearnos recomendaciones afines a nuestros gustos. Si el algoritmo de Netflix detecta que nos gustan las películas de un actor concreto, no sólo nos recomendará sus películas, sino que probablemente incluso hará un cartel acorde a nuestros gustos para llamar nuestra atención y nos lo mostrará justo al abrir la plataforma. De este modo, Netflix ha llegado incluso a realizar producciones en las que el usuario interactúa directamente eligiendo distintas opciones para los personajes y dar forma a la historia sobre la marcha, consiguiendo así una nueva y original manera de conocer los intereses y gustos de sus usuarios.

Por lo tanto, las estrategias de promoción se crean a través de toda la información recopilada de los usuarios siendo fundamental a la hora de escoger qué contenidos van a tener éxito en cada región, en cada segmento poblacional e incluso en cada grupo de edad. Los resultados obtenidos a través de esta estrategia han guiado a Netflix por el camino del éxito, llegando a ser una de las empresas más fructíferas de la última década.

Elena León-Sotelo García-Patiño

Elena León-Sotelo García-Patiño

Sin comentarios

Lo sentimos, no se permiten comentarios en este momento