(+34) 954 233 752

Una empresa no podrá obligar al trabajador a facilitar el teléfono móvil y el correo electrónico en el contrato

Una sentencia del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación de la empresa en proceso de conflicto colectivo promovido por el sindicato CCOO, como consecuencia de que la empresa desde un cierto tiempo hubiera incorporado a los contratos de trabajo del personal de nuevo ingreso una cláusula que dice: “Ambas partes convienen expresamente que cualquier tipo de comunicación relativa a este contrato, a la relación laboral o al puesto de trabajo, podrá ser enviada al trabajador vía SMS o vía correo electrónico, mediante mensaje de texto o documento adjunto al mismo, según los datos facilitados por el trabajador a efectos de contacto. Cualquier cambio o incidencia con respecto a los mismos, deberá ser comunicada a la empresa de forma fehaciente y a la mayor brevedad posible”.

150.000 euros por enviar publicidad por correo electrónico

Cada día son más los que se apuntan a enviar su publicidad por correo electrónico, ya que es rápido, sencillo y barato. Muchas de las veces se toman las direcciones de correo electrónico de páginas web, directorios profesionales, o incluso se compran bases de datos a otras empresas.

Pero, ¿Estamos infringiendo algún tipo de normativa al realizar nuestra publicidad por este medio?

La publicidad por correo electrónico

 

Me acaban de hacer una rápida estrevista en Radio Lider para el programa “Confianza en la Red” sobre la “Publicidad por correo electrónico“. Hemos comentado en la misma que cada día son más los que se apuntan a enviar su publicidad por correo electrónico, ya que es rápido, sencillo y barato. Muchas de las veces se toman las direcciones de correo electrónico de páginas web, directorios profesionales, o incluso se compran bases de datos a otras empresas. Pero, ¿Estamos infringiendo algún tipo de normativa al realizar nuestra publicidad por este medio?

SPAM y Fuentes Accesibles al Público

Hace unos días recibí un SPAM, es decir un correo electrónico con publicidad de una entidad sin que se lo hubiera solicitado previamente y con la que nunca había contratado nada. Hasta aquí, por desgracia, nada fuera de lo habitual, pero en este caso me sorprendió por el carácter de esta entidad, dedicada a dar servicios al colectivo de abogados, no me pegaba que se dedicarán a hacer SPAM masivo.