(+34) 954 233 752

Tan cerca y a la vez tan lejos

El 94,8% de las empresas españolas utilizan internet en su día a día, aunque sólo un 11,8% vende ‘on line’· El país no alcanza las cifras de negocio europeas.

Transcribo aquí la entrevista que me realizaón en Diario de Sevilla, y que se publicó el pasado mes de agosto.

Fuente original: http://www.diariodesevilla.es/article/economia/1041945/tan/cerca/y/la/vez/tan/lejos.html

El comercio electrónico en España es un niño de diez años todavía en pañales. Tiene dientes y piernas fuertes, pero se conforma con comer blando y pasear en carrito. Aunque las cifras españolas mejoran año tras año, las europeas reflejan que el país no avanza todo lo que debería. Según Eurostat, el instituto europeo de estadística, sólo el 28% de los consumidores españoles dijeron haber comprado por internet en 2010, frente al 40,4% de la media europea y al 71,2% de Noruega.

Aun así, el E-Commerce (comercio electrónico), ha alcanzado en el primer trimestre de este año un volumen de negocio récord desde 2000 con  2.055 millones de euros (un 23% más que en el mismo trimestre de 2010), según la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). El negocio on line en España avanza, eso por descontado, aunque las cifras de compraventas siguen  situando a nuestro país a la cola de la Unión Europea.

Este dato choca con los registros que alcanza España a nivel europeo  cuando se trata de la inclusión de internet en la actividad empresarial. Las españolas son (tras las empresas islandesas) las que más integrado tienen internet, con un ratio de conexión del 94,8% frente a la media de la UE-27 (84%). Sin embargo, sólo dos de cada diez utilizan su inclusión en la World Wide Web (www) para comprar, y apenas un 11,8% la usa para vender, según Eurostat.

Este dato siembra la duda: ¿Cuál es la razón de fondo de que las empresas no utilicen internet para vender si tan imprescindible es en su día a día?

La respuesta del sector es simple: el consumidor español no está acostumbrado a comprar on line. Y es cierto, pero ¿qué fue antes, la gallina o el huevo?

Al buscar un producto en la web, la aparición del habitual pop up que advierte que “la página que está abriendo contiene tanto elementos seguros como no seguros”, supone la primera muesca en la vara de la sospecha del consumidor. La situación no mejora cuando la página solicita que se seleccione el medio de pago. Facilitar datos bancarios a través de la red no seduce a nadie, y la información acerca de los derechos del consumidor suele brillar por su ausencia más allá de la letra pequeña.

“Los internautas tienen miedo a comprar on line porque no se sienten respaldados”. Pedro Rodríguez López de Lemus es el presidente de Andce, la Asociación Andaluza del Comercio Electrónico. Esta entidad sin ánimo de lucro dedica su labor a la integración de internet y el comercio electrónico en la sociedad. “Actualmente contamos con 160 asociados a los que ofrecemos asesoría jurídica y orientación, pero nuestro objetivo principal es que el consumidor pierda el miedo a comprar por internet haciéndole ver que la ley protege incluso más dentro de la red que fuera”.

A pesar de que las cifras de E-Commerce en España no se pueden comparar con las del comercio tradicional, un 56,2% de las reclamaciones de consumidores registradas por los centros europeos en 2010 se hicieron por temas de negocio electrónico, según  la Red de Centros Europeos de Consumidores (ECC-Net).

“Muchas entidades no cumplen la ley, sobre todo por desconocimiento. Al no tener la mayoría un centro laboral (trabajan desde casa), asumen que su actividad no está regulada. Sin embargo, la  legislación está siendo implacable, e incluso la propia Dirección General de Consumo tiene potestad sancionadora en temas de comercio electrónico y seguridad”. De este modo, en la balanza de las compras on line, encontramos comodidad y multitud de ofertas por un lado, pero desconfianza y desinformación por el otro.

Con la idea de promover el E-Commerce, Andce y otras entidades pro internet han desarrollado el sello confianza on line, que asegura que la empresa que lo posee cumple toda la legislación en materia de comercio electrónico, a la vez que se facilita el proceso de reclamación a través de la página www.confianzaonline.es.

Pedro Rodríguez López de Lemus

Sin comentarios

Lo sentimos, no se permiten comentarios en este momento